Please enable JS

Alergia y vacunas anti-COVID-19: buenas noticias

Pedro Ojeda*

01/06/2021

Como norma general las personas alérgicas pueden recibir cualquier vacuna disponible en España, teniendo en cuenta ciertas recomendaciones. Las reacciones alérgicas graves tras la vacuna están siendo muy infrecuentes y todos los casos notificados se han recuperado bien. Pero en muy pocas circunstancias la vacuna de COVID-19 sí está contraindicada.

*Pedro Ojeda es médico, coordinador de Comunicación de la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (SEAIC) 


La vacuna contra el COVID-19 no empeora ninguna afección alérgica. © Adobe Stock

Las primeras vacunas de las que se dispuso para hacer frente a la pandemia causada por el coronavirus SARS-CoV-2 fueron Cominarty de BioNTech/Pfizer; y Moderna, del laboratorio Moderna. Con ambas se suscitó mucho revuelo por la comunicación de casos de reacciones alérgicas graves, llamadas anafilaxias, tras su inoculación. Las advertencias drásticas por parte de las autoridades británicas de evitar estas vacunas en personas con antecedentes de anafilaxia por alimentos o medicamentos generó preocupación entre las personas alérgicas.

¿Cuál es la situación actual y cuáles las recomendaciones? ¿Puede producir una reacción alérgica la vacuna frente al COVID-19? 

Se han comunicado casos de anafilaxias con las vacunas frente al coronavirus SARS-COV-2, pero su incidencia es extremadamente baja —entre 2,5 y 4,7 casos por millón de dosis administradas—. Todos los casos notificados se recuperaron satisfactoriamente con el tratamiento instaurado. 

Se han descrito reacciones adversas menos intensas, como picor generalizado, urticaria o inflamación de la cara (angioedema) con las vacunas frente al SARS-CoV-2, pero aun así son infrecuentes —entre 1 por cada 10.000 dosis y 1 por cada 1.000—. Una proporción alta de estos casos tenían antecedentes de enfermedades alérgicas. 

Por tanto, la recomendación actual de la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (SEAIC) y del ministerio de Sanidad es ampliar el tiempo de observación a 45 minutos tras la inoculación en personas con antecedentes de enfermedades alérgicas graves, como alergias alimentarias sistémicas, alergias a medicamentos o anafilaxias por veneno de insectos.

Si soy alérgico, ¿en qué casos está contraindicada la administración de la vacuna del COVID-19?

La molécula que se ha relacionado con la inducción de las reacciones alérgicas con las vacunas del COVID-19 se llama polietilenglicol (PEG) y está como tal en las vacunas Moderna y Cominarty o en forma de un compuesto relacionado (polisorbato) en el resto de las vacunas (AstraZeneca y Janssen). 

El PEG se utiliza como excipiente en muchos otros medicamentos, productos cosméticos, etcétera, y las reacciones alérgicas a este compuesto son muy infrecuentes. Las vacunas frente al coronavirus SARS-CoV-2 están absolutamente contraindicadas en personas con alergia establecida al polietilenglicol y en todas aquellas que hayan tenido una reacción alérgica con una primera dosis de vacuna antiCOVID-19. 

En el caso de sospecha de alergia al PEG, se debería realizar el estudio alergológico pertinente antes de recibir una vacuna antiCOVID-19. Por tanto, se solicitará al médico de cabecera la derivación a un servicio de alergia para realizar dicho estudio. 

En el resto de las enfermedades alérgicas, tales como alergias a otros medicamentos o vacunas; a alimentos; al látex; a venenos de insectos; respiratorias (rinoconjuntivitis, asma); dermatitis o urticarias, la administración de la vacuna antiCOVID-19 no está contraindicada. No obstante, la persona que se vaya a vacunar debe procurar tener su alergia bien controlada en el momento de recibir la inoculación. 

¿Hay alguna marca de vacuna que se recomiende más específicamente en las personas alérgicas?

La respuesta es no. En las personas alérgicas no está indicada una marca concreta de vacuna sobre otras. Como se ha comentado, la molécula relacionada con las reacciones alérgicas frente a estas vacunas es un excipiente que está presente en todas ellas y, aun así, la alergia al polietilenglicol es muy rara. 

Por otro lado, todas las vacunas anti COVID-19 aprobadas y comercializadas actualmente están desprovistas de alérgenos alimentarios o derivados de alimentos como proteínas lácteas, derivados de huevo o frutos secos. Por tanto, estas vacunas se pueden administrar en personas con alergias alimentarias sin ninguna contraindicación. 

Además, salvo indicación expresa por parte del especialista en alergia, no hay necesidad de administrar las vacunas del COVID-19 en instalaciones hospitalarias o unidades de día en personas con enfermedades alérgicas de base.

Si me estoy vacunando con una vacuna para tratar mis alergias, ¿me puedo vacunar de COVID-19?

Por supuesto, el tratamiento con una vacuna para la alergia (ya sea inyectable o sublingual) no contraindica la administración de la vacuna frente al coronavirus. Como ocurre con cualquier otra vacuna, si concurriese la administración de la vacuna de COVID-19 y la de la alergia, se debe priorizar la administración de la primera. 

En el caso de las vacunas inyectables, se debe dejar pasar un intervalo de tiempo mínimo de una semana entre la administración de una y otra vacuna. En el caso de las vacunas sublinguales, se suspenderá su administración durante una semana tras la inoculación de la vacuna del COVID-19 y después se reanudará normalmente. 

Si estoy recibiendo un tratamiento biológico (anticuerpo monoclonal) ¿me puedo vacunar de COVID-19?

Por supuesto. El tratamiento con un tratamiento biológico con anticuerpos monoclonales no contraindica la administración de la vacuna frente al coronavirus. Si concurriese la administración de la vacuna de COVID-19 y la administración del tratamiento biológico, se debe priorizar la administración de la primera, dejando un intervalo entre una y dos semanas entre la vacuna y el biológico. 

¿Podría desestabilizar mi alergia la vacunación frente al COVID-19?

No, la vacunación frente al COVID-19 no debe motivar el empeoramiento de ninguna afección alérgica, ni siquiera el asma. A diferencia de la vacuna de la gripe, con la que sí está descrito que algunas personas asmáticas pueden tener una leve reagudización de su asma al cabo de varios días de su inoculación, no se ha descrito que con las vacunas actualmente disponibles frente al SARS-CoV-2 se induzca una desestabilización de los síntomas asmáticos.

Sin embargo, como ya se ha comentado, es importante que las personas con alergias respiratorias, especialmente el asma grave, tengan su enfermedad en el mejor grado de control posible en el momento de recibir la inoculación de la vacuna antiCOVID-19. 

Por tanto, desde la SEAIC nos gustaría transmitir un mensaje de tranquilidad a las personas con enfermedades alérgicas con respecto a la vacunación frente al COVID-19. Salvo en aquellos casos en los que exista una contraindicación formal, recomendamos la vacunación frente al coronavirus SARS-COV-2 en toda persona alérgica para ayudar a disminuir el riesgo de infección a nivel individual y de propagación del virus a nivel colectivo.

Esta tribuna está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento 4.0 Internacional

AVISO: Este artículo recoge el análisis de una o varias fuentes expertas según la evidencia científica disponible en el momento de su publicación y podrá ser actualizado si surgen nuevas evidencias

Ver todas las entradas