Please enable JS

¿Qué debo saber sobre la vacuna de AstraZeneca frente al COVID-19?

Vaxzevria, la vacuna de AstraZeneca frente al COVID-19, fue la tercera en llegar a España, el 6 de febrero de 2021, una vez autorizada por la Comisión Europea el 29 de enero de 2021 tras la rigurosa revisión a la que todas las vacunas se someten por parte de la Agencia Europea de Medicamentos. Fue la tercera vacuna en recibir el visto bueno de los reguladores europeos, después de las elaboradas por Pfizer/BioNTech y Moderna.

El dolor de cabeza, malestar, febrícula, mialgias, así como náuseas y vómitos, son frecuentes tras la vacunación, y algunos de ellos pueden tratarse con paracetamol. Estos síntomas no suelen durar más que unos pocos días (24-48 horas). Sin embargo, y como medida de precaución, las personas que tras haber recibido la vacunación presenten dolor de cabeza intenso y persistente que aumenta con el movimiento y al tumbarse, así como petequias o hematomas fuera del lugar de inyección, deben acudir a su centro médico de referencia.

Las recomendaciones de utilización de Vaxzevria han ido cambiando con la publicación de datos sobre su efectividad en mayores y de su relación con cierto tipo de trombosis. Tras suspenderse su administración, el Ministerio de Sanidad la reinició el 24 de marzo.

En el momento actual se recomienda la utilización de esta vacuna en personas con 60 y más años de edad.

En el caso de las personas menores de 60 años que habían recibido la primera dosis de Vaxzevria (y cuyo intervalo de tiempo para recibir la segunda dosis había sido ampliado de 12 a 16 semanas a la espera de obtener más información) se recomienda completar la vacunación con la vacuna de Pfizer/BioNTech, Comirnaty, excepto si, previa firma de un consentimiento informado, deciden recibir la segunda dosis también con la vacuna de AstraZeneca. Más información en la Nota a la Actualización 7 de la Estrategia de Vacunación COVID-19, la Actualización 8 de la Estrategia de Vacunación COVID-19 y en el documento de preguntas frecuentes elaborado por el Ministerio de Sanidad (PDF).

El Ministerio de Sanidad solicitó al Comité de Bioética de España un informe sobre los aspectos éticos relacionados con la administración de la vacuna Vaxzevria, de AstraZeneca, como segunda dosis a las personas menores de 60 años que decidan no recibir Comirnaty, de Pfizer/BioNTech.

Se contraindica la vacuna de Vaxzevria en personas que hayan presentado eventos trombóticos con trombocitopenia (STT) tras la primera dosis y en las que tengan antecedentes de haber padecido un síndrome de fuga capilar sistémico. En estos casos, se administrará vacuna de ARNm. Además, se desaconseja la administración de la segunda dosis de Vaxzevria en personas que hayan sufrido un cuadro altamente sospechoso de STT, aunque no confirmado, con aparición de trombocitopenia o de trombosis en el periodo de 21 días tras la administración de la primera dosis y en personas con antecedente de trombocitopenia inducida por heparina.

La de AstraZeneca es una vacuna de vector vírico que vehiculiza dentro de un virus inofensivo diferente al coronavirus la información genética necesaria para que el cuerpo humano produzca anticuerpos/respuesta inmune frente a la proteína S del SARS-CoV-2. A diferencia de las vacunas de Pfizer/BioNTech y Moderna, que utilizan una nueva tecnología (ARNm), este tipo de vacunas han sido utilizadas previamente en vacunas frente a virus como el ébola o el zika.

Debe transportarse y almacenarse protegida de la luz en frigorífico a una temperatura entre 2ºC y 8ºC.

Para que confiera inmunidad son necesarias dos dosis separadas preferentemente por 12 semanas.

Puede consultarse el prospecto de la vacuna de AstraZeneca en el Centro de Información de Medicamentos (CIMA) de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios. Sobre la notificación de efectos adversos de las vacunas, pueden ser consultados los informes periódicos de farmacovigilancia.

Hasta que una proporción importante de la población esté vacunada es muy importante que todas las personas, tanto las vacunadas como las no vacunadas, sigan manteniendo las medidas de prevención:

  • usar mascarilla
  • lavarse frecuentemente las manos
  • mantener la distancia interpersonal
  • limitar el número de personas con las que nos relacionamos
  • elegir siempre que se pueda actividades al aire libre o en espacios bien ventilados
  • quedarse en casa si se tienen síntomas, se está esperando el resultado de una prueba diagnóstica o se ha tenido contacto con alguna persona con COVID-19

El motivo para mantener las precauciones incluso tras haber sido vacunados es ayudar a proteger a los demás: cuantas más personas se vayan inmunizando, menor probabilidad habrá de que el resto (en particular los más vulnerables a padecer enfermedad grave) se expongan al virus, o al menos a altas cargas víricas.

Leer más:

- ¿Qué debo saber sobre la vacuna de Pfizer/BioNTech, Comirnaty?

- ¿Qué debo saber de la vacuna de Moderna frente el COVID-19?

- ¿Qué debo saber de la vacuna de Janssen frente el COVID-19?

Actualización: 2/8/2021

Ver todas las preguntas